Cómo hacer muñecas de plastilina

Imagen de Shimi
Enviado por: Shimi

La plastilina es la masa para manualidades más fácil de modelar y la que pueden usar todos los niños, pues se consigue en cualquier tienda de materiales escolares, es económica y los pequeños ya la saben usar. Por eso en El rincón de los peques hoy te vamos a mostrar cómo hacer muñecas de plastilina.

Vamos a aprender a hacer una muñeca de plastilina con todos sus detalles: un vestido con cuellito, sus pies y sus manos, su cabello y las facciones de la cara. Para aprender a hacerla sigue las indicaciones y verás que no es para nada difícil.

Si lo prefieres, haz las formas básicas cambiando los colores de la plastilina y agrégale otros detalles (una moña, un sombrero, un broche) para divertirte creando tus propios muñecos de plastilina.

Materiales:

  • Plastina de varios colores
  • Un palito de brochette 
  • Una cucharita
  • Un cuchillo

Paso a paso:

Comienza haciendo 2 bolitas de plastilina, una de ellas de color piel y la otra de color azul o el color que quieras que tenga el vestido de tu muñeca.

Toma la bolita de color azul y apriétala en una punta mientras la giras para formar un cono con la punta achatada.

Haz una bolita de color blanco, aplánala y colócala sobre el vestido.

Luego toma el palito y decora el cuello.

Coloca encima la cabeza y aprieta un poco para que quede firme.

Luego haz 2 pequeñas bolitas, aplánalas un poco...

Y colócalas bajo el vestido, como si fueran los pies.

Luego haz 2 bolitas más y alárgalas un poco para hacer los brazos. 

Coloca en su lugar los brazos y hazles con el cuchillo unas rayitas para que simulen los dedos.

De esta forma haces el cuerpo de la muñeca y a continuación tienes que hacer los detalles de la cabeza (la nariz, los ojos, la boca y el cabello).

Toma el palito de brochette y apoya la parte gruesa en el sitio donde harás la nariz.

Con la puntita haz los ojos.

Haz una bolita y colócala en el agujerito de la nariz. Luego presiona un poco para que no se caiga.

Para hacer la boca apoya la cucharita debajo de la nariz, a uno y otro lado. Luego crea el pelo. Para ello tienes que hacer una viborita bien larga.

Cortarla en trozos...

Redondear los bordes de cada trocito en las puntas y ponérselos en la cabeza a la muñeca, uno al lado de otro.

Cuanto más pelos le pongas, más linda quedará la muñeca de plastilina.

De esta forma tienes lista una linda muñequita para jugar.

Hasta aquí has visto cómo hacer una muñeca morocha, pero también puedes hacer una niña rubia o con el color del pelo que más te guste.

También puedes hacer algunos detalles para decorar a la muñeca o, si lo prefieres, hacer más muñecos de plastilina.

¿Qué te parece un pequeño ratoncito?

O ponerle en los brazos un ramo de rosas... y luego regalarle la muñeca a mamá.

Espero que puedas hacer en casa tus propias muñecas de plastilina para jugar, decorar o regalar.

Si quieres hacer más manualidades infantiles, te invito a pasear por El rincón de los peques y ver cómo se hacen unos muñecos de masa y pinzas o imanes con caritas para el refrigerador de masa de sal.

Nos vemos la próxima semana en nuestro rincón infantil.

¡Hasta entonces!

Artículos recomendados

Comentarios