Cómo hacer una tarta de frutas de ganchillo

tarta-de-frutas-de-ganchillo.jpg Crovat

El amigurumi, la técnica japonesa de ganchillo, nos permite hacer todo tipo de objetos. Y todo significa todo: ¡hasta comida! Hoy os enseñamos cómo tejer una tarta de frutas de crochet, ¡deliciosa!

Tarta de frutas de amigurumi

¿A quién no le gustan las tartas? Os ofrecemos una que, además, no engorda. Este pastel se puede hacer con un poco de experiencia. Si es tu primer amigurumi, opta mejor por patrones más sencillos, como este ratón o este helado cuyos patrones enseñamos aquí.

Si tienes algo de experiencia, ¡adelante! Sólo necesitas estos materiales:

Materiales:

  • Lana de algodón marrón clara o beige
  • Lana de algodón amarilla
  • Lana de algodón verde
  • Restos de lana de algodón blanca y negra
  • Aguja de ganchillo
  • Tijeras
  • Relleno

Paso a paso:

Con lana marrón o beige haremos la parte que equivale a la base de la tarta de ganchillo.

base de la tarta.jpg Crovat

Cadeneta de 2 puntos.

Fila 1, tejemos 3 puntos bajos en el segundo punto a contar desde la aguja. Giramos para hacer la siguiente fila.

Fila 2, cadeneta de 1, un punto bajo en cada punto, 3.

Fila 3, cadeneta de 1, aumentar en el primer punto, punto bajo en el siguiente y aumentar de nuevo en el último punto, 5.

Filas 4-16, repetir la fila 2 y la fila 3, es decir, hasta la fila 15 tejemos una fila con un punto bajo en cada punto y en la siguiente aumentando sólo en el primer y último punto.

Fila 17, cadeneta de 1, tejer sólo en la parte trasera del punto, un punto bajo en cada uno.

Filas 18-21, un punto bajo en cada punto.

Fila 22, cadeneta de 1 punto, en cada punto hacemos un punto bajo, un punto alto y otro punto bajo y repetimos este patrón toda la fila. Así se consigue el efecto de la parte superior de la tarta.

Con lana amarilla hacemos la crema de la tarta, como si fuera de limón o de crema pastelera. Si tenéis lana de otro color, también podéis usarla, siempre que sea de un tono apropiado, por ejemplo: color rosa para una tarta de fresa, marrón oscuro para el sabor de chocolate, blanco para nata...

crema de la tarta.jpg Crovat

Filas 1-16, repetimos el patrón de la base de la tarta, pero en el color elegido para la crema. El resultado, hasta este punto, será un triángulo.

Fila 17, cadeneta de 1, tejemos sólo en la hebra delantera durante toda la vuelta, hacemos un punto bajo en cada punto a lo largo de los otros dos lados del triángulo, 32.

Fila 18-21, cadeneta de 1, un punto bajo en cada punto.

Rematamos dejando una hebra bastante larga con la que, más tarde, coseremos la crema a la base de la tarta.

Antes de rellenar la pieza, tejemos las piezas de fruta. Yo he elegido hacer unas rodajas de kiwi, muy sencillas y que, como véis, parecen de verdad.

rodaja de kiwi.jpg Crovat

Con restos de lana blanca que tengamos por casa tejemos un anillo mágica de 6

Fila 1, cambiamos a lana verde y aumentamos en todos los puntos, 12.

Rematamos y con hilo negro o con lana de algodón negra damos unas puntadas alrededor de la zona blanca, imitando las semillas de kiwi.

Hacemos 3 rodajas de kiwi que coseremos sobre la crema de la tarta.

tarta con kiwi.jpg Crovat

Después rellenamos la pieza correspondiente a la crema y la cosemos a la base de nuestra tarta de ganchillo... ¡Y ya está lista! Una exquisita tarta de crema con kiwi, para la que no hace falta saber cocinar.

tarta kiwi.JPG Crovat

Puedes cambiar el kiwi por cualquier otra fruta o, incluso, puedes hacer la tarta sin frutas, sólo tejiendo la base y la crema de la parte superior.

¡Contadnos cómo os ha salido esta deliciosa tarta de frutas de ganchillo!

Artículos recomendados

Comentarios

1 Comentarios

todas las manualidades me parecen bonitas y originales

Mié, 2013-01-02 17:58