Original libro hueco para guardar cosas

Imagen de Rodrigo Nieves
Enviado por: Rodrigo Nieves

Si tus tíos te regalaron un libro de Stephanie Meyer, has leído un libro tantas veces que te lo sabes de principio a fin, o tienes un libro de Derecho Penal empolvándose, es hora de darle un nuevo uso. Salido de una película de espías, este libro hueco sirve para guardar llaves de repuesto, dinero o fotos (¡incluso un arma homicida!). También podemos utilizarlo para pasar algo a alguien de manera discreta.

Materiales

  • Un libro que no te sirva. Tiene que ser grueso para que tenga profundidad. De preferencia que sea de pastas duras.
  • Pegamento
  • Agua
  • Brocha
  • Lápiz
  • Regla
  • Navaja de precisión (cúter)
  • Plástico para envolver

Paso a paso

Selecciona las primeras páginas y cúbrelas con plástico para envolver. Estas servirán para dar la apariencia de que es un libro real. No serán cortadas. Mezcla una solución de agua y pegamento. No debe ser tan disuelto que no sirva el pegamento, pero debe permitir que este llegue hasta las orillas del libro.

Una vez que separaste las primeras páginas, separa una página más, que se dejará sin cortar y sin cubrir hasta el final. Utiliza una brocha para poner el pegamento en las tres orillas del libro para mantener las páginas pegadas. Coloca algo pesado encima y déjalo secar de 15 a 20 minutos.

Abre el libro en la primera página que vas a cortar. Traza un rectángulo que tenga aproximadamente 1.2 centímetros de margen de cada orilla. Ese va a ser el tamaño de la caja.

Utiliza la regla y la navaja de precisión para cortar siguiendo la figura del rectángulo que trazaste. Procura que las líneas queden lo más rectas posibles. Retira la basura que se vaya acumulando si es necesario.

Utiliza la brocha para poner pegamento en las cuatro orillas del interior de la caja y el marco (la página de hasta arriba). También es recomendable que para este punto del proceso le des una segunda mano de pegamento en las orillas externas.

Coloca un objeto pesado y espera de nuevo otros 15 o 30 minutos. La página que sirve de marco se pegará a la que dejaste sin cubrir y sin cortar. Una vez que se haya secado el pegamento, abre el libro y córtala.

¡Listo! ¡Ya tienes un libro para guardar objetos diversos! ¿No es sumamente original? No te pierdas el papel símil cuero para forrarlo.

anterior Zapatos decorados con piedras de strass siguiente Simpática minibruja de peluche, por María Pilar

Artículos recomendados

Comentarios