Muñeco de nieve de Navidad para regalar

Imagen de Flupu
Enviado por: Flupu

Awww, ¡qué monada! Este muñequito de nieve es una de las manualidades de Navidad más adorables y que sí o sí tienes que hacer para sorprender a los niños de la casa en estas fiestas. Es un precioso adorno navideño para regalar, con el plus de que lo puedes hacer con tus propias manos, algo que sin duda suma mucho valor para quien recibirá el obsequio.

Reúne ya mismo los materiales que hacen falta, lee el paso a paso y realiza este muñeco de nieve de Navidad para regalar a tus personas más queridas. Si tienes chicos, no lo dudes: es un obsequio que les encantará.

Materiales:

  • Lana blanca
  • Hilo negro, rojo y naranja
  • Fieltro rojo
  • Cinta de 1,5 cm
  • Tijera
  • Pistola encoladora
  • 6 circunferencias de 3 tamaños diferentes, con un agujero en el centro

Paso a paso:

Une dos circunferencias del mismo tamaño. Pasa la lana por el agujero, dando vueltas en todo el contorno.

Así como se ve en la fotografía es como te debe quedar. Ten en cuenta que cuanto más cantidad de lana utilices, más contundente quedará.

Coloca la tijera en medio de las dos circunferencias y corta las lanas de la misma forma que se muestra en la imagen.

Así debe quedarte.

Toma unas tiras de lana y amarra fuertemente por el centro de las dos circunferencias. Asegura bien haciendo un nudo.

Repite el mismo paso a paso con los otros dos pares de circunferencia de tamaños diferentes. De esta manera, obtendrás tres pompones de distintos tamaños.

Coloca pegamento en el pompón más grande y pega encima el pompón de tamaño intermedio.

Luego pega el pompón más pequeño arriba del intermedio.

Toma el hilo negro y haz nudos bien chiquitos. Pégalos al pompón pequeño, es decir, el que quedó más arriba. Esos serán los ojitos de nuestro muñeco de nieve. Con un trocito de hilo naranja, pega la nariz.

Corta el fieltro y ármale una galera. Pega en la cabeza. Con trocitos de hilo rojo, realiza botones a lo largo de los pompones más grandes. Y para terminar, pega la cinta en el cuello del muñeco, la que hará de su bufanda.

¡Y aquí quedó listo nuestro muñeco de nieve de Navidad! ¿No es una preciosura? Estoy segura que a los peques quedarán enamorados de este muñequito.

¡Espero que puedas hacerlo!


Artículos recomendados

Comentarios