Cómo hacer sandalias con una caja de cartón

Imagen de Martina
Enviado por: Martina

Uno de los materiales más moldeables y fáciles de manejar cuando hablamos de manualidades, es el cartón. Además de ser fácil de manipular, es un material muy accesible. La mayoría de los envases, envoltorios y paquetes hoy en día están hechos de cartón y por ello siempre habrá en nuestro hogar alguna caja con la que podamos crear algo nuevo.

Hoy les traemos una idea que permite reciclar una caja de cartón y convertirla en un original par de sandalias. Se trata de una idea muy útil para disfraces de nuestros niños o, si somos lo bastante osados, para utilizarlas nosotros en la vida cotidiana.

Materiales:

  • Cartón
  • Pegamento
  • Tijeras
  • Velcro

Paso a paso:

Primero debemos buscar una caja o un trozo de cartón. Una vez que la tenemos, colocamos encima un zapato o sandalia y dibujamos el contorno para establecer el patrón de medida.

Para la suela de una sandalia son necesarios ocho cartones recortados según nuestro patrón y para las correas dos rectángulos.

Los patrones de las correas se establecen según nuestro pie. Debemos cortar una tira bastante larga y si se exceden en longitud los vamos recortando hasta encontrar el largo exacto para nuestro pie.

Una vez que tenemos todo recortado, procedemos a pegar cuatro de los patrones de suela uno sobre otro. Luego colocamos las dos correas sobre la pila (como se ve en la foto), y le añadimos encima las cuatro suelas restantes también pegadas entre sí. De este modo las correas quedarán ente medio.

Procedemos a pegar bien todo y luego dejamos secar.

Cuando vemos que el pegamento ha secado, podemos decorar las correas o incluso forrar con tela o pintar toda la sandalia. Por último, para mantener unidas las correas, colocamos velcro en sus extremos  y de este modo aseguramos el cierre.

Repetimos el proceso para la otra sandalia, y de este modo ya estamos listos para lucir nuestro nuevo calzado reciclado.

Artículos recomendados

Comentarios