Cómo hacer una tarjeta artesanal

tarjeta.jpg

Es muy sencillo enviar una tarjeta virtual, pero, ¿a quién no le gusta recibir una tarjeta artesanal, de manos del propio creador?

Esta tarjeta decorativa te llevará sólo unos minutos, es muy sencilla,  divertida de realizar y con la misma técnica podrás hacer tarjetas para souvenirs, pergaminos, decorar cajas y todo tipo de papel y cartón.

El motivo de la tarjeta lo elijes tú. Crea un diseño personalizado en base a un dibujo que hayas hecho, calca uno de una revista o imprime alguna ilustración en blanco y negro. Ahora te mostraré cómo hacer una tarjeta artesanal.

Materiales:

Papel grueso color canela
Botella con atomizador
Cloro
Tinta china negra
Trincheta
Regla y escuadra
Marcador dorado, plateado y lila
Pegamento en barra
Sobre

Paso a paso:

Paso 1

Pon el cloro en la botella con atomizador.  Pulveriza la superficie del papel canela a lo largo de todo el margen derecho  a una distancia de unos 20 cms.

Verás que cuando el cloro se evapore le dará al papel un efecto de aerógrafo. Deja que el papel se seque completamente.

Paso 2

Dibuja con lápiz y luego con tinta china el motivo que prefieras sobre el extremo derecho del papel.
Puedes también  imprimir y calcar el  dibujo de esta tarjeta o buscar otro diseño que te agrade. Para calcar apoya el papel canela sobre el diseño que has elegido sobre una ventana luminosa. Asegúrate de que el tamaño final del impreso armonice con el formato de la tarjeta.

Recorta el diseño ayudándote con la regla y la escuadra, en una medida de 10 x 17 cms. aproximadamente.

Paso 3

Pinta detalles del dibujo con los marcadores dorado, plateado, lila, o un color que combine con el diseño.

Paso 4

Pega el dibujo sobre otro rectángulo mayor de papel color canela utilizando el pegamento en barra que aplicarás siguiendo los bordes. Prensa con un objeto pesado y deja secar media hora.

Mide 1 cm. desde el extremo izquierdo del dibujo  y marca esta medida en dos puntos, sobre el extremo superior e inferior. Coloca la regla en el sitio que has marcado y pasa la trincheta con el lado opuesto del filo para darle exactitud al doblez.

Corta a la medida que quieras quede la tarjeta finalizada, cerciorándote de que quede centrada y escuadrada, y que entre dentro del sobre que has elegido.

Escribe una bonita dedicatoria o quizás un poema, ponla dentro del sobre, entrégala con todo el cariño que has puesto en confeccionarla y prepárate para recibir los elogios de haber creado esta bonita y decorativa tarjeta.

Tomado del libro "Creative rubber stamping techniques de Maryjo McGraw".

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.