Simples almohadas relajantes

Imagen de Florencia P.
Enviado por: Florencia P.

Todo el día corriendo de un lado para el otro. Que el trabajo, la casa, los chicos, la cena... mil cosas por hacer en el día que parece tener muy pocas horas. Pues, tomarte una pausa para despejarte y relajarte te hará muy bien. Por eso, en esta ocasión te contamos como hacer dos simples almohadas relajantes.

Materiales:

Tela estampada
Tijeras
Máquina de coser
Granos de arroz común
Embudo
Lavanda seca
Microbolitas de telgopor (relleno)
Hilo y aguja

Paso a paso:

Para la almohadita pequeña corta dos rectángulos pequeños de tela de unos 20 cm x 12cm. Enfrenta ambas piezas por el derecho y cose por el contorno dejando una pequeña abertura. Da vuelta la pieza y planchala para asentar las costuras. Por la abertura pasa el embudo y rellena la bolsita con arroz y hojas secas de lavanda. Rellenando por la mitad o un poco más es suficiente. Una vez que terminas de rellenar cierra la abertura con costura a mano.

Para la almohada más grande corta dos cuadrados de tela de unos 40cm de lado. Enfrenta las piezas por el derecho y cose por el contorno dejando una abertura. Da vuelta y plancha. Coloca nuevamente el embudo y rellena con microbolitas de telgopor. Son las mismas bolitas que se utilizan para rellenar puffs o juguetes de peluche y resultan muy suaves y cómodas. Rellena 2/3 de la pieza y cierra la costura a mano.

anterior Dibujos para los más chiquitos de la casa siguiente Práctica carpa infantil

Artículos recomendados

Comentarios